Calle 83 A # 22 - 40, Bogotá
+57 1 805 2065 / 0943 / 1894

Una revolución implica cambios trascendentales, súbitos y algunas veces violentos respecto del pasado inmediato, estos cambios suelen producirse de manera simultánea en ámbitos sociales, económicos, culturales, tecnológicos, científicos y religiosos, entre otros; las revoluciones nacen y se desarrollan como consecuencia de procesos históricos y se construyen de manera colectiva provocando una ruptura del orden establecido.

LA EVOLUCIÓN DE LA REVOLUCIÓN

Las revoluciones suceden en plazos de tiempo cada vez más cortos. La revolución cognitiva fue el primer gran hito de desarrollo humano cuando hace 70 mil años nuestros antepasados homínidos, producto de una mutación genética en su cerebro, lograron usar la imaginación; a través de ella, modificaron los comportamientos primitivos de manada y se gestaron las primeras comunidades con vocación social.

La revolución neolítica hace apenas 10 mil años, marcó el segundo hito de desarrollo, cuando el ser humano se asentó al lado de las fuentes hídricas para cultivar y cosechar, pasando de ser un individuo nómada, cazador y recolector a una sociedad sedentaria, que dio origen a los primeros algoritmos de intercambio y planificación de demanda alimentaria.

Así transitamos por la historia hasta que, a mitad del siglo XV, Johannes Gutenberg inventa la imprenta moderna, usa la tipografía, revoluciona las forma de comunicación e impulsa el renacimiento europeo, la revolución científica y la revolución del pensamiento; a su vez Copérnico sustenta la teoría helio-centrista y Galileo reduce a leyes: la caída de los cuerpos, el movimiento de los proyectiles y el comportamiento del péndulo. Sus trabajos sobre la mecánica y la dinámica sumados a los esfuerzos de Copérnico y Kepler fueron integrados y sistematizados por Isaac Newtonen su obra maestra “Principia”.

Solo doscientos años después, el modus vivendi de la sociedad global cambió con el mas grande proceso de transformación económico, social y tecnológico,que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII y se denominó la revolución industrial; con la invención de la máquina de vapor esta revolución hizo posible la mejora técnica en el trabajo del metal, sustituyendo el carbón vegetal por el coque, desde entonces se han dado 4 revoluciones industriales.

Ha pasado menos de una década desde que se afianzó el concepto de Industria 4.0. No obstante, ya se vislumbra una próxima revolución, conocida como la Industria 5.0.

Esta revolución fundamentalmente tecnológica, pretende potenciar la transformación digital en espacios inteligentes basados en el IoT (internet de las cosas) y la computación cognitiva. El concepto hace referencia a una especie de “simbiosis” entre máquinas y humanos, desarrollando la Inteligencia Artificial de tal manera que pueda realizar actividades similares a las que se ejecutan con el pensamiento humano.

La Industria 5.0 enfatiza un nuevo reto de colaboración entre máquinas y humanos para incrementar la productividad, la eficiencia y la precisión; el avance tecnológico implícito en esta quinta revolución industrial modificará las cadenas de suministro, los modelos de negocio y constituirá un cambio transcendente en los puestos de trabajo, se reestructurarán algunos empleos para facilitar el trabajo humano y se necesitarán nuevas competencias.

La Industria 5.0 impulsará la creación de productos personalizados con la manufactura aditiva; hoy en día disponemos de un portafolio casi infinito de productos entre los que se destacan la impresión 3D, la realidad aumentada, los vehículos autónomos, la inteligencia artificial y el despliegue de cobots -robots colaborativos- que, de la mano del ingenio humano, se encargarán de generar los productos a un ritmo inimaginable.

Las tareas mecánicas, peligrosas y rutinarias se asignarán a robots con verdadera Inteligencia Artificial y el ser humano podrá disponer de más tiempo para usar su potente cerebro y realizar esas tareas que solo se pueden ejecutar usando la razón.

La manufactura industrial será mucho más rápida gracias a la colaboración entre robots y humanos; con la mejora tecnológica, las organizaciones desarrollarán sistemas de producción sustentables, basados en energías renovables y economía circular, reduciendo la emisión de residuos.

Los avances en la industria 5.0 son imparables, demostrando que las revoluciones tecnológicas suceden en plazos de tiempo cada vez más cortos; las organizaciones se irán adaptando de forma paulatina a la quinta revolución industrial en un ciclo iterativo en constante cambio. Se evidencia un giro optimista en el cual la Industria 5.0 devuelve el control al ser humano, quien trata de mejorar la productividad y a su vez pretende reducir la “inhumana frialdad” de los entornos digitales y de esta forma, volvemos a ganar protagonismo asumiendo el control de las máquinas como una extensión de nuestro cerebro.

En E2GO innovamos permanentemente para optimizar los procesos y aumentar la productividad propia y de nuestros clientes, por lo cual trabajamos con el mejor talento en ingeniería sin olvidar los perfiles emergentes necesarios en la Industria 5.0. nuestro equipo está dispuesto a ayudarle en la transformación digital de su cadena de suministro para que su empresa aproveche este nuevo competitivo.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.
WhatsApp